Tag Archive for Historias de miedo

Una noche en Halloween

Una noche en Halloween

Una noche en Halloween

 

Historia de halloween

Era noche de Halloween, a casa vendrían dos tíos con sus hijos. Ya ansiaba que mis primos estuviesen aquí. Nos caíamos muy bien y teníamos los 3 la misma edad 14.

Cuando se termino la cena, los adultos se quedaron en el comedor conversando, y nosotros 3 nos dirigimos a mi habitación a redactar historias. Mi casa estaba muy bien decorada, mama se gasto casi la mitad de su sueldo en decoraciones. La casa parecía un hogar embrujado, bueno esa era la idea no?, celebrar Halloween como debe ser.

Mi habitación también estaba muy bien decorada, estaba rodeada de calabazas iluminadas con focos. La luz era tenue, un ambiente perfecto para empezar nuestras historias.

Uno de mis primos empezó recordando los orígenes del Halloween, festín dedicado a muertos, los vivos oraban en este día, para encaminar las almas de los recién fallecidos a su destino final.

Mi otro primo continuo la historia, de cómo se desarrollaba el Halloween en cada país. Cuando llego mi turno, nuestros padres nos llamaron, era hora del truco o trato, lo más divertido del Halloween,  disfrazarnos salir y tocar puerta por puerta para que nos den golosinas.

Regimos casi todo el vecindario, nuestras canastas reventaban de dulce y chocolate, ya es suficiente le dije vamos a casa. No contesta uno de mis primos cuando venia para acá vi en el camino una casa, que me llamo la atención su decoración quiero ir y ver mas de cerca, le dije si conozco esa casa y el Sr. que la habita un viejo muy viejo le dije. Vive solo, hace poco murió su esposa.

Pues cogimos el camino a la casa, el sitio donde vivía, un tanto alejado del pueblo y rodeado de árboles, el frío se sentía muy fuerte el viento soplaba más fuerte, pues era una casa sola, no había mas residencias al lado. Estaba bien oscuro. En el interior de la casa se veía una luz tenue prendida, y dos sombras de personas sentadas a la mesa. Solo una comía y bebía de lo que había en la mesa.

Un escalofrío recorrió mi cuerpo, y desee devolverme, pero seguimos caminando hasta llegar la puerta. Mi primo toco, dio otros 2 toques más. Le dije el Sr. es muy anciano, dale tiempo a que habrá la puerta. Quien es? Dijo una ronca voz de adentro, le dijimos a coro truco o trato. El Sr. Abrió la puerta, y contesto trato. O un viejo que le gustan las bromas pensé. Dijo no acostumbro a regalar dulce, bueno tengo 2 décadas viviendo aquí y nunca habían venido niños vivos en Halloween. ¿Niños vivos? Que abra querido decir con eso…será que esta delirando el viejo. Pero tengo muchos dulces contesto. Entren por favor que hace mucho frío.

Entramos y no pasamos más de la puerta, estábamos intrigados la casa daba mucho miedo, habían velas y calabazas por doquier. Echamos la vista por el comedor a ver quien era que estaba sentado a la mesa, y no había nadie, susurramos, pensábamos que había alguien más en la casa. Se abra parado e ido a la cocina pensamos.

En anciano vuelve con un cubo lleno de chocolates, era más de lo que habíamos recogido en todo el vecindario. Le dimos la gracias y dimos la espalda, cuando el Sr. dice esperen dije trato, ciertamente nos íbamos sin cumplir. Cual es el trato pregunto uno de mis primos. El Sr. contesto, este día es especial para pedir por las almas perdidas, mi esposa y yo hemos hecho una cena, querrían cenar con nosotros?

Nuestras piernas se aflojaron, la mente se nos nublo, lo único que le dije al sr, buena broma viejo y salimos corriendo de aquella mansión. Soltamos el cubo de chocolate quien sabe de que año era.

Llegamos a la casa y contamos a nuestros padres. Mi papa me dijo cual casa, cual viejo, hace 1 mes que hay no vive nadie. El pobre viejo que quedaba ahí murió de tristeza con la perdida de su esposa.